Microrrelatos

Literatura breve

Preguntas al aire

El eco de una voz resonaba en el aire:

"Me ama. No me ama. Me ama..."

- ¿Cómo le va a amar alguien si va destrozando las flores a su paso?

Se lamentaba la margarita, despojada de todos sus pétalos.



Lugar de ensueño

- Paseando descubrí un lugar de ensueño.

- ¡Cuánto me alegro..! Y, ¿estaba muy lejos?

- No. Sólo al otro lado de la puerta.



El pianista

Posó sus trémulos dedos sobre las teclas que habían llegado a ser como una parte de él. Realizando un gran esfuerzo, se concentró en la melodía que había revoloteado por su mente durante tanto tiempo.

Al fin la dejó salir.

Tras tocar la última nota, sintió que lo había logrado: por primera vez había dado a conocer una composición propia.

Como recompensa añadida, el público alabó su trabajo.



El sueño

- Tenía un sueño que me llenaba de ilusión. Pero, de repente, dejó de serlo. Ya no volverá a ser un sueño para mí.

- ¡Qué triste!

- ¿Por qué..? Si se hizo realidad.



En compañía

Con su compañero en el regazo, se preguntaba qué sería del mañana. Un rasposo pero delicado lengüetazo en su mano le recordó que, sucediese lo que sucediese, lo importante era cómo lo iba a afrontar.

Deslizó la otra mano para proseguir acariciando al gatito mientras su ronroneo y algún ocasional lamido le hacían compañía.



Lágrimas ácidas

Llorando amargamente, sus ácidas lágrimas recorrían todo su cuerpo. Una compañera que estaba cerca le preguntó por el motivo de su tristeza.

- Nadie me quiere. -Confesó él.- Unos cierran los ojos; otros hacen muecas; los hay que me dejan caer y no me recogen del suelo; incluso hay quienes chirrían los dientes por mí...

- Y, ¿todos aquellos que te buscan por tus tantas virtudes? -Cuestionó ella.- ¿No son muchos más?

- Pues, ahora que lo dices... -Quedó pensando el limón, sonriendo feliz al darse cuenta de que sí había quien lo apreciaba por sus abundantes cualidades.



El amor

- Solo puede bromear sobre amor quien nunca lo ha conocido o aquel que es incapaz de amar.

- Entonces, ¿reconoces que te has enamorado de alguien?

- El amor puede no ser romántico. El verdadero amor va mucho más allá. Y, sí... Entre otras cosas, me he enamorado de la música, los colores, la amistad, la vida y la felicidad.

- ¿Por eso dices que me amas?

- Por eso y por mucho más, mi querida hermanita.



Cuenta conmigo

- ¿Vas a ir?

- No.

- ¿Por qué?

- Porque me da miedo.

- ¿El qué?

- Lo que pueda encontrar.

- Y, ¿si te acompaño?

- Entonces, me dará el doble de miedo... pero me será más fácil ir.

- En ese caso, cuenta conmigo.



Libertad

- Libertad y esclavitud: Conceptos contrarios y a la vez tan relacionados...

- ¿A qué te refieres?

- Quien se cree libre, en realidad es un esclavo; quien se hace esclavo, puede estar haciéndose libre.

- Entonces, ¿libertad o esclavitud?

- Prefiero escoger ser esclavo de lo que me hará libre.



La despedida

Una lágrima asomó a sus ojos, sin decidirse a precipitarse por su rostro. Unas palabras querían ser pronunciadas, pero su ahogado respirar lo impidió. Su acelerados latidos retumbaban cada vez más fuerte.

Se miraron intentando retener el llanto. Con esfuerzo, y sin declarar nada, ella se giró y se dirigió hacia el vehículo que la llevaría lejos.

La despedida había resultado tan difícil que, camino a su destino, se dio cuenta de que algo le faltaba: su corazón se había quedado con él.